Ads 468x60px

domingo, 24 de noviembre de 2013

Comienza la vida social de madre

Yo siempre he dicho que para mí los dos primeros años de mi bruja mayor han sido momentos de estar muy sola, sí de estar con mi niña y su papá pero con nadie más. En más de una ocasión me he quejado de que cuando llegan los niños a una pareja es muy difícil encontrar amistades dispuestas a amoldarse a unos nuevos horarios y mucho menos a unas nuevas actividades.

También es cierto que con niños tan pequeños es complicado encontrar actividades de ocio donde ellos tengan su sitio, lugares donde sean bienvenidos y no se consideren una molestia. Además lo habitual es que las actividades pensadas para niños sean para niños más mayores, aún es difícil encontrar alguna a partir de cuatro años...

Ahora ya no me puedo quejar de eso... ya desde este verano hemos hecho un grupillo de madres y padres cuyas hijas son amigas de las brujas y todo ha cambiado para bien, muchas de las madres con las que me relaciono al igual que yo no son de aquí y tienen a sus familias y "amigos de toda la vida" fuera y eso seguro que también ha ayudado. No sólo quedamos para que las niñas jueguen sino que también nos ayudamos y nos ocupamos en alguna ocasión de unas y de otras cuando la madre en cuestión tiene algo que hacer. A mí me han sido de mucha ayuda cuando he tenido que ir a trabajar y entre que me iba yo y llegaba papá pasaba una hora escasa y alguien se tenía que quedar con mis brujas ese ratillo.

Aún así, ha sido empezar el colegio y tener mil actividades pendientes, y eso que la mayor no va a ninguna extraescolar!!

Recuerdo que los años anteriores para estas alturas del año yo ya estaba quemada de pasar todas las tardes en casa por culpa del frío y de la lluvia y muchas yo sola, sin embargo este año está siendo mucho más llevadero y estoy segura de que es porque muchas tardes quedamos para jugar y pasar el rato.

Si una tarde vienen las amigas a casa (una tarde de la semana pasada tuve a siete niñas en mi casa!!), otra vamos nosotras y otra vamos a la biblioteca, las dos tardes restantes de entre semana se nos pasan de maravilla aunque nos quedemos en casa jugando. Porque un día de tranquilidad en casa es una maravilla, el segundo está bien, pero el tercero... las tres nos morimos del asco.

Como la mayor tiene ya "casi cuatro" como dice ella ya podemos apuntarnos en talleres y cosas que se organizan en diferentes sitios, los sábados por las mañanas vamos a la ludoteca o a los cuentacuentos de la biblioteca y ella se lo pasa genial con sus amigas mientras que papá o yo jugamos con la pequeña en otro ambiente.

Este sábado hemos ido por primera vez a un espéctaculo infantil en un teatro, fue un musical y la experiencia me sorprendió muy positivamente, fuimos las tres con las amigas porque papá estaba trabajando y las dos lo disfrutaron un montón. A la mayor al principio le costó entrar en la dinámica, yo creo que estaba entre nerviosa y asustada, no quería bailar ni moverse pero me decía que le gustaba y que sólo quería verlo; en el momento en que unos balones gigantes pasaron por el público para que los golpeáramos la cosa cambió radicalmente, tanto que al final salió llorando porque no quería que terminara... y duró hora y media!! Y la pequeña a pesar de sus diez minutos de siesta estuvo fenomenal, no quitaba los ojos del escenario y eso que yo pensé que tal vez tendría que salirme un ratito con ella. Ahora hay que estar atentas a que vuelva alguna otra cosa parecida y a buen precio claro (a los cantajuegos con las clavadas que pegan los va a ver Rita)

Otro tema es que ahora ya también empiezan los cumpleaños... en la guardería sólo su amiguísima le invitó pero ahora en el cole es distinto, a pesar de que llevan dos meses los grupitos de amigos ya están bien claros y no nos vamos a librar de media docena de cumples y mucho menos de celebrarlo nosotras también.

Por un lado una vez cada tres meses se va a un parque de bolas todos los niños de clase para celebrar los cumples del trimestre, la idea en teoría está muy bien pero hay niños como mi hija que al tener también amigos fuera del cole quieren celebrarlo a parte, así que tendremos los cumpleaños de los amigos y luego la fiesta con los del cole. De momento para diciembre es el cumple de dos amigas y la fiesta trimestral. Vamos que en mi vida de adulta no he tenido tanta fiesta junta nunca jamás!!

Así que eso de que cuando tienes niños la vida social desaparece no es más que otra mentira, al igual que pasa con la energía simplemente se transforma!!

3 comentarios:

  1. Me siento muy identificada con lo que dices. Nunca he estado sola desde q tengo a la niña xq mis amigas todas tenian hijos de la misma edad (nos pusimos de acuerdo, jeje) pero sé que no hubiera podido sobrevivir a mi maternidad sintiendome sola. Odio estar sola!! Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cómo te entiendo, nuestra peque no tiene dos años aún... y lo que comentas, no hay actividades para una niña tan pequeña... ¿el resultado?, anda a su aire de aquí para allá corriendo sin parar y nos trae de cabeza a los papás!!

    Por otro lado, lo que dices, los amigos, ni los de toda la vida (al menos en mi caso) se amoldan a la nueva situación.. así que, como también bien dices, en familia los tres todo el santo día!!

    Besos. Me ha encantado el post, ;)

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razon.... yo tengo una agenda de eventos con las amigas de mis hijas!!! Que ni te cuento... hasta que un dia salen del cole y han quedado... sin contar contigo para nada.... ya iras viendo!!!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates