Ads 468x60px

jueves, 19 de diciembre de 2013

¿Dónde vamos a meternos?

En mi casa ya no sé dónde vamos a meternos, y no es que sea una casa pequeña, pero con dos niñas 80 metros cuadrados siempre es poco. A que os suena esto?

Hay juguetes por todas las habitaciones de la casa, y cuando digo todas es todas, creo que sólo se libra la despensa y aún así no lo tengo muy claro. Y lo peor de todo es que en ocho días llega el Olentzero y habrá más, y en veinte días los Reyes y habrá más todavía, y yo me pregunto dónde vamos a meter tanta cosa y sobre todo dónde vamos a meternos nosotros!!

Lo peor de todo es que tengo los regalos súper controlados, yo sólo les dejo pedir en la carta dos cosas a cada una, y por supuesto dos cosas en una sola carta que llevaremos esta tarde a Papá Noel (que va al centro comercial donde trabaja el papá de las bruajs) pero que dice claramente que es para que él se organice con sus amigos Olentzero y Reyes Magos, nada de una carta por personaje porque entonces nos volveríamos locos.

Como digo sólo les dejo elegir dos cosas aunque luego habrá unas cuantas más, pero el tema es que si les dejo elegir todos los regalos que van a recibir sé que la carta estaría llena de cosas de los personajes de moda que en cuatro días ya no iban a utilizar y de esta forma tienen dos cosas que ellas quieren y el resto cosas que yo sé que van a sacar mucho partido, que les van a gustar y que ellas por si solas no pedirían porque no llaman tanto la atención, de esa forma yo preparo paquetes con material para manualidades, cuentos, juegos de mesa y disfraces y tenemos entretenimiento para todo el año y más.

Además yo compro todos los regalos y los distribuyo por las casas donde van a recibirlos, si por mí fuera sólo tendrían paquetes en el lugar donde van a pasar la noche pero a ver quien es la bonita que dice eso a sus abuelos!! Lo hago así porque conozco a mi familia y sé que ellos insistirían en poner el regalo más grande, fantástico y caro y yo paso de esas historias de si este regalo ha sido en esta casa y el otro en la otra, o de que ellos elijan lo que van a regalar y compren lo que querrían ellos y no lo que querrían las niñas, yo conozco a mis hijas y sé cuáles son las cosas con las que pasan tiempo y con las que no. Así que yo compro, yo distribuyo y que cada uno me dé luego lo que quiera.

Mi madre me dice que tengo que ir deshaciéndome de cosas, pero de qué me deshago? Si es que la pequeña es demasiado pequeña y todavía no tiene cosas que se le hayan quedado pequeñas para su edad!! Supongo que al año que viene todos los juegos de encajar fichas y aros y esas cosas podré regalarlas a otros niños pero de momento no, porque lo mismo un día se entretiene con "lo de mayores" como se está media hora metiendo los aritos en el palo.

El problema además viene (bueno, tampoco es un problema) en que la bruja pequeña es la más pequeña de todo el grupo de amigas por lo que las demás madres cuando empiezan a quitar cosas de sus casas el lugar de destino es la mía, y está genial porque son juguetes que están nuevísimos pero como vuelvo a decir ya no sé dónde ponerlos. En los dos últiumos meses han llegado a mi casa puzzles y cuentos como para poner una tienda!! Y son cosas que me encantan, los cuentos nunca están de más (aunque ayer ya le dije a papá que tenemos que comprar una estantería nueva) y con los puzzles las dos pasan mucho mucho rato entretenidas.

Pero lo peor es sin ninguna duda es que la misma que despotrica cada vez que viene a mi casa, la que me amenaza con tirarme las cosas cuando yo me voy a trabajar, es la misma que da alas a mis hijas, es decir otra vez mi madre. Y es que ya está organizando con la bruja mayor sus regalos de cumpleaños!! Como todo lo de Navidad ya lo he organizado yo y la bruja cumple los cuatro en febrero ya han decidido lo que quiere que le regale la abuela... y es que el otro día mientras yo estaba trabajando se fueron las tres a una tienda de juguetes outlet que han puesto cerca de casa y ya le ha prometido su abuela dos cosas. Y porque no les dejo comprar cosas así porque sí que si no ya lo habrían traído a casa, y es que claro, los juguetes ahora no es que sean baratos pero sí es cierto que son mucho más asequibles que cuando yo era niña y muchísimo más que cuando mi madre era niña y en el fondo yo creo que todas queremos darles lo que nos hubiera gustado tener a nosotras, así que acabamos montando un txikipark en casa en menos de cuatro años que todavía no tiene la mayor.

Cómo andáis vosotras? Igual o peor que yo, a que sí?

2 comentarios:

  1. Podría haberlo escrito yo!! yo esta tarde llevo unas bolsas al festival solidario de rítmica que hace mi mayor. En esas bolsas van todos los típicos juguetes de bebé (peluches con música, pianos escandalosos, pelotas de peluche, sonajeros, llaves de plástico y un largo etcétera de juguetes que apenas han usado) y juguetes de grandes que mis hijos ya no usan porque se han aburrido o porque nunca les llegaron a llamar mucho la atención.

    En casa yo también compro los regalos, en total hay 4 juguetes por enano y lo demás son ropa o zapatillas que necesitan, ropa de rítmica para la mayor y cosas así que son útiles y necesitan. Todos (bueno casi todos) quieren hacerle un regalo a los peques y es la forma mas salomónica y barata, yo compro cada uno me da lo que quiera y como cada familia suele estar en una noche de regalos, pues viven el momento y andando!!

    En casa tenemos una habitación solo de juguetes!! bueno y una cama de esas que se esconden. Todas la estanterías están llenas de juguetes, muñecos, cuentos, pelis, puzzles.... tienen cosas de mas!

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa igual, el pequeño aun no es lo suficiente mayor para deshacerme de juguetes y ya no se donde meterlos! Muchos los voy guardando en el trastero y los voy subiendo para que no se aburran, pero ni asi....

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates