Ads 468x60px

martes, 30 de julio de 2013

Consigue una Nonabox

Hace ya meses que vengo enseñándoos las cajitas Nonabox que recibo puntualmente y sé que a muchas os gustaría probarlas pero no os decidís, así que ahora tenéis la oportunidad de conseguir una...

Nonabox ha organizado un sorteo de una de sus cajas junto a las blogueras que colaboramos con ellos, es muy sencillo sólo tenéis que pinchar este enlace y seguir las instrucciones.

El sorteo entrará en vigor hoy 30 de Julio y estará activo durante un mes, así que tiempo tenéis para apuntaros pero... no lo dejéis porque luego éstas son las típicas cosas que se olvidan, además cuantas más participantes haya más cajitas se sortearan y más posibilidades de llevárosla tendréis.

Por si acaso pasa por aquí alguna no habitual y no sabe que es eso de Nonabox de lo que estoy hablando arriba hay una pestaña donde están todos los enlaces a la cajitas que ya he mostrado aquí junto con un código para poder adquirirla con un 10% de descuento.

Espero que os apuntéis muchas!!

Una cosilla final... os agradecería que me dejaráis aquí un comentario si os apuntáis para ir haciéndome una idea de cuantas sois. Gracias chicas por estar ahí!!


viernes, 26 de julio de 2013

Pañales de natación

Pasando todo el verano a remojo con una niña pequeña hay una cosa que se ha convertido en un imprescindible: los pañales de natación.

El primer verano de la bruja mayor le compré los típicos pañales desechables acuáticos, los usó dos días y es que me parecieron una auténtica castaña. Los probó en la playa y yo me esperaba otra cosa, es cierto que no se hinchan como los pañales normales pero una vez que se mojan hay que quitarlos porque la niña estaba totalmente incómoda con ellos, de hecho en la playa no he vuelto a usar, tanto con una como con otra o están con el pañal normal y cuando se moja lo tiro a la basura o están sin nada, si en la playa se escapa algo no le veo el mayor problema. El paquete que compré ahí sigue tres años después a falta de dos pañales, supongo que los regalaré porque caros son un rato y no es cuestión de tirarlos, y para niños que van a la piscina o la playa cuatro veces al año pueden merecer la pena. Además tonta de mí pensé que absorbían como los pañales normales y como se quedó dormida con uno puesto se lo dejé en el viaje en coche de vuelta y para mi sorpresa la saqué meada hasta las orejas…

Así que para el verano siguiente que íbamos a estar bastante en la piscina donde los accidentes sí que importan, decidí comprarle uno de tela. Al igual que hay pañales de tela para el día a día también los hay de natación. Le compré uno en Imaginarium muy chulo, de pececitos rosas que se ata con un velero y una cuerdita como un pañal normal y muy contentas.

Al principio pensé en comprarle dos para tener de quita y pon pero se seca tan rápido que no me hizo falta, absorben lo mismo que los desechables, es decir las cacas no se salen y cogen mucha menos agua, vamos la misma que cualquier bañador de niño o adulto, por lo que para los bebés también son mucho más cómodos.

Por supuesto ese bikini-pañal lo ha heredado la pequeña, pero decidí comprarle otro porque esta vez íbamos a estar todavía más a remojo, de hecho esta es la cuarta semana seguida que vamos a la piscina todos los días. Esta vez decidí comprarlo en Oh! La luna, no sólo por mi amistad con Elo sino porque tienen unos productos estupendos y las dos chicas que trabajan allí nos van a asesorar estupendamente y como no estoy encantada.

He comprado uno de estos modelos, que en vez de atarse con el clásico pañal es tipo braguita pensando en que al año que viene ya con dos años seguramente nos será más fácil de usar. Quería haberos enseñado una foto de mi peque con el pañal pero en la piscina no nos dejan sacar fotos y en casa no es plan de ponérselo sólo para una foto…

Sin ninguna duda a mí me ha salido a cuenta, económicamente sin duda porque a pañal de agua desechable al día e incluso a veces dos no sé cuanto me habría gastado ya y así con dos pañales he tenido para dos niñas varios veranos y cuando ya no los necesiten podrán heredarlos quienes los quieran porque siguen nuevos y a mis niñas también porque a nivel de comodidad no hay comparación posible…

Y vosotras, los habéis probado? ¿cuáles usan vuestros pequeños?

lunes, 22 de julio de 2013

Cosas que no son como las habías imaginado: la playa


Más de una vez hemos hablado de que hay cosas que antes de ser madre (o padre) no podrías ni imaginarte el vuelco que van a dar o cosas que pensabas que serían de determinada manera con tus peques y llegan ellos y dicen que así no, algunas son mucho mejores, otras un desmadre y otras simplemente te dejan descolocado y sin recursos.

A nosotros nos ha sucedido con esas idílicas vacaciones que soñábamos en la playa lo cuatro juntos, y no me refiero a que creyera que íbamos a poder seguir yendo con una simple bolsita a la playa, con un libro y unos crucigramas… no, no, no, eso lo teníamos clarísimo pero… bien es cierto que esperábamos otra cosa.

Cuando yo estaba embarazada de la bruja mayor, papá y yo pasamos quince días de vacaciones en la playa, recuerdo que dábamos largos paseos e íbamos fijándonos en todos los niños que había por allí y pensábamos en nuestras siguientes vacaciones, lo veíamos todo con una sonrisa embobada. Veíamos a bebés chiquititos echando la siesta plácidamente bajo su parasol, a bebés más grandes en sus piscinitas hinchables chapoteando felices, a otros dando sus primeros pasos en la orilla, niños algo más mayorcitos jugando felices en la arena, devorando trozos de melón,… lo veíamos todo maravilloso y así pensaríamos que sería también en nuestro caso…

La primera vez que llevamos a la mayor a la playa tenía siete meses y fue mejor que las siguientes veces con diferencia, estuvimos una semanita de vacaciones con los abuelos y como ella era todavía tan pequeña acostumbraba a echarse unas largas siestas con la brisa marina (siestas que no se echaba el resto del día claro) y como además estaban los abuelos encantados de pasearla de un lado a otro para que se durmiera fue bastante relajado.

Al año siguiente ya la cosa cambió, ella iba encantada, le gustaba jugar en la arena pero en cuanto se le quedaba pegada se empezaba a agobiar, todavía no le gustaba mojarse en el agua porque estaba demasiado fría para ella,… vamos, que íbamos de vez en cuando, echábamos un buen rato pero no llegábamos nunca a relajarnos y disfrutar de verdad.

Cuando la mayor ha empezado a disfrutar de verdad la playa ha sido este año con sus casi tres años y medio y aún así le ha costado. Como ya conté en junio estuvimos diez días de vacaciones y ella tardó casi una semana en no ponerse como una loca cuando una ola llegaba a sus pies, cuando por fin le quitó el miedo empezó a disfrutarlo y ahora un mes después cuando vamos algún día ha pasado a ser una temeraria e intentar hacer lo que ve hacer a niños bastante más mayores, así que ahora con muchísimo ojo!

Con la pequeña la experiencia ha sido bastante peor… El año pasado sólo estuvimos un par de días que ella tenía dos meses y ni se enteró pero éste no lo ha pasado bien. La pobre lleva muy mal el calor y ya he comprobado que el calor húmedo de la costa bastante peor, no deja de sudar, le salen granos por todo el cuerpo, no come nada, sólo bebe,… y la playa le está empezando a gustar algo más ahora. Los primeros días eran tremendos para mí, bien es cierto que está ahora en ese momento que con las dos me ha resultado el más agotador de sus cortas vidas, cuando quiere andar pero todavía no sabe, quería estar en la arena pero al  mismo tiempo quería estar en brazos (sólo en mis brazos) y yo acababa con la espalda destrozada de llevarla arriba y abajo, llena de arañazos y mordiscos por sus enfados, con arena en lugares donde creí que nunca llegaría y con las tetas machacadas porque sólo se relajaba succionando.

Este sábado hemos vuelto a ir a pasar la tarde y ha sido bastante mejor, no sólo porque ellas lo lleven mejor sino porque ya hemos asimilado lo que hay y no como no pretendemos que sea de otra forma no nos enfadamos ni frustramos y ellas lo notan. Ya voy con la idea de que va a ser como mucho dos horas allí, que tardaremos más en recoger que el tiempo de disfrute, que será una paliza para los cuatro, y así sabiéndolo y no esperando otras cosas es como he conseguido estar bien allí.

Ahora sé que los próximos veranos lo disfrutaran de otra forma, jugaran más juntas, nosotros estaremos más tranquilos pero no quiero volver a cometer el error de hacerme grandes expectativas y ver que pasa, de momento a intentar que a lo largo de éste podamos volver alguna tarde y pasarlo lo mejor posible.

miércoles, 17 de julio de 2013

Fin de un ciclo



El último viernes de junio la bruja mayor salió de la guarde “graduada”. Salieron todos con su birrete, su banda y hasta con una orla que nos habían preparado las profes y que está ya pegada en su armario, salían todos con una gran sonrisa, habían tenido fiesta y además iban con la sensación de que ya son mayores.

Como ese todavía no era su último día yo no me hacía a la idea de que un ciclo estaba acabando, en casa decidimos que iba a ir unos días más porque yo tenía que hacer papeleos varias mañanas y porque la peque también necesitaba unas horas al día para ella y cuando están las dos la pobre pasa directamente a un segundo plano por mucho que intente que no sea así, pero la semana pasada decidimos que ya era hora de terminar…


La mayor también se merece unas vacaciones en condiciones, estábamos yendo por las tardes a la piscina y tener que madrugar aunque sea para ir a jugar la dejaba baldada y no terminaba de disfrutar el día de puro agotamiento, así que decidimos que ya nos despedíamos.

El último día que fui a buscarla me quedé con una sensación agridulce, por un lado tenía muchas ganas de terminar, estoy contenta a grandes rasgos con la guarde pero hay algunas cosas que me estaban empezando a cansar (sobre todo el ambiente de esperar a los peques que se había montado allí) y por otra me da mucha pena porque eso significa que mi peque (aunque sea la mayor) ya no es tan peque y este septiembre le toca ya empezar con los mayores y ha sido todo tan rápido… De hecho a punto estuvo una lagrimilla de escapárseme cuando nos despedíamos.

A ella la habían hecho una despedida sus compañeros pero ella no era del todo consciente de lo que eso significaba, cuando íbamos para casa me preguntó que cuando iba a volver a la guarde (yo creo que se acordaba de cuando faltó dos semanas para irnos a la playa) y cuando le dije que ya no iba a volver porque después del verano empezaba el cole de mayores me dijo que ella no quería, que iba a echar de menos a sus amigos… Afortunadamente a algunos de ellos les vemos a diario en la piscina y con otras va a coincidir en el cole y no ha vuelto a hablarme del tema pero me dio mucha penita que me dijera eso.

Como digo, hemos estado contentos con este segundo año de guardería, sobre todo porque ella ya se ha integrado del todo (es taaaaan tímida que le ha costado un curso entero) y se lo ha pasado muy bien, ha jugado mucho y ha hecho amigos que es lo que a nosotros nos importaba. Esta misma mañana hemos hablado papá y yo del tema de aprender cosas en la guarde, y aunque es indudable que aprenden cosas no creo que en el caso de no haber ido no las habría aprendido, y muchas de las que ha aprendido no las veo en absoluto importantes…

Y todo esto ha venido por el tema de los libros escolares y las fichas porque hemos ido a reservar las de septiembre, y es que creo que se pasan un poco con el tema, no sólo con los precios, sino porque no veo que sea tan necesario que en la guardería hagan una ficha diaria, creo que los niños de esta edad aprenden de todo lo que les rodea pero en más de una ocasión he oído que si los padre no recibimos esas fichas pensamos que nuestros hijos no han hecho nada.

Pero es que hablando del aprendizaje y los objetivos hay algo que no me ha terminado de convencer este segundo año de guarde, y es que como ella hace los años en febrero en los dos cursos ha estado haciendo lo que corresponde a 2 años y sinceramente creo que este año se le quedaba demasiado pequeño (a ella y a la mayoría de sus compañeros), cuando llegaban las notas (sí, sí, en la guarde hay notas) y yo veía objetivos como “diferencia y nombra el color amarillo” o “reconoce las partes de su cuerpo” a mí me entraba la risa…

Algo que se me ha quedado pendiente ha sido pedir una tutoría con su profe, me hubiera gustado saber como la ve ella de cara la cole, no a nivel de conocimientos sino a nivel de desenvolverse sola, porque ella en casa me da la sensación de que es mucho más dependiente de lo que nos exigen en el cole a la hora de empezar que eso da para otro post pero me parece que se pasan un poco ya que al fin y al cabo son niños de tres años. Si es cierto que estos días de parque y piscina yo la veo interactuar con sus amigos alejados de mí y la veo mucho más desenvuelta que cuando estoy yo presente, pero…

Ahora a seguir disfrutando del tiempo juntas y del calor y pronto tendremos que empezar a preparar las cosas para el cole porque el tiempo corre que vuela!!

lunes, 15 de julio de 2013

Nonabox junio, para toda la familia

Justo al día siguiente de volver de las vacaciones llegó por mi casa el mensajero con mi Nonabox de junio, parece que sabían que en esos diez días me había pasado más de la cuenta cuando decidieron su contenido...

Como en otras ocasiones prácticamente todo me ha resultado muy útil, os lo enseño.


1.- Truvía, el endulzante con 0 calorías. Truvía es un endulzante cero calorías de las hoja de la Stevia, una pklanta originaria de América del Sur que se usa hace siglos por sus propiedades edulcorantes. Este endulzante sin calorias es perfecto para acompañar el café, té, productos lácteos o tus mejores recetas. Esto de la stevia parece que está de moda porque lo veo por todas partes, yo es algo que no hubiera comprado porque uso muy poco azúcar y como le digo a papá no voy a comprar edulcorantes cero calorías y luego seis tabletas de chocolate, no? pero como ha venido en la cajita lo he probado y la verdad es que echándolo en las infusiones (es de lo poco en lo que echo azúcar) está bueno y apenas noto diferencia con el azúcar.

2.- Baberos desechables de Moltex. ¡Son muy prácticos! Estos baberos son impermeables y muy absorbentes debido a sus múltiples capas protectoras. Son ideales y muy prácticos para las salidas con el bebé. Esto me había venido anteriormente en otra cajita y me resultó bastante útil, ya he dicho en más de una ocasión que no usamos baberos perk siempre los llevo en el bolso de la silla para cuando merendamos fuera de casa.


3.- Muñeco Lamaze de Nikidom. La nueva línea de juguetes Alto Contraste de Lamaze está creada para los bebés desde su nacimiento. Están fabricados con tejidos suaves y de alta calidad, incorporan patrones dealto contraaste, colores brillantes y cuentan con personajes-animales muy entrañables, orientados a desarrollar la visión del bebé. A nosotras nos llegó una mariquita-abeja muy chula que aprovechando que dos días después era el cumple de la peque se lo envolví para regalo ;-) A la peque le ha gustado, los colores son muy bonitos y brillantes y eso le llama la atención, además tiene diferentes texturas y sonidos. Un acierto.


4.- Emulsión hidratante de Biocare. Es un producto emoliente desarrollado para la protección y el cuidado de la piel del niño. Su fórmula ha sido diseñada para hidratar la piel en profundidad. El mes pasado probamos el aceite-gel de baño de esta misma línea y ya dije que me había gustado, y la crema hidratante no se ha quedado atrás. Este es un producto que con dos niñas en casa siempre viene bien, porque se usa mucho, me ha gustado no sólo por su aroma y textura sino porque además viene en un tamaño grande y nos durará...

5.- Helps Kids Armonía de Pharmadus. Esta agradable infusión está especialmente pensada para el paladar infantil y se elabora con escaramujo, arándano y anís. Además, su dulce sabor facilita la toma de líquidos favoreciendo la rehidratación en las dietas astringentes en caso de diarrea. Habíamos probado la infusión "Respira" de la misma línea y ahora ésta, al igual que con la anterior aunque esté hecha pensando en los niños sé que sólo la tomaremos papá y yo, pero como nos gustan las infusiones... sin problema.


6.- Colonia suave de Nahore Baby. Suave fragancia baja en alcohol, tiene un aroma tan suave que además de los niños también es usada por los mayores: una colonia para toda la familia. Esto en cuanto lo vio la bruja mayor decidió que era para ella, la colonia ya la conocíamos, tiene un aroma muy de bebé que me gusta mucho pero esta vez nos llega en un frasquito que hace que parezca más una colonia "de mayores" y por eso le ha gustado más, ahora en verano la usamos poco pero en cuanto acabe la playa y la piscina daremos buen uso de ella.


7.- Solución isotónica de Nasalmer. La solución isotónica unidosis de Nasalmer está especialmente recomendada para recién nacidos, diseñado para un uso fácil en la pequeña nariz del bebé y en la delicada zona de los ojos. Esto lo tuve que usar al poco de recibir la caja ya que la mayor llegó un día a todo llorar porque le habían echado tierra del arenero a los ojos y lo usé para limpiárselos, yo no soy muy de usar esto para los mocos y eso pero siempre está bien tenerlo en casa por si hace falta, además al venir en monodosis no se estropea, pero sí aprovecho para decir que todas estas cosas que vienen en monodosis son unas monodosis demasiado grandes cuando se trata de productos para bebé, o eso me parece a mí...

8.- All Bran crujientes choco de Kellogg´s. Crujientes granolas multicereal con salvado de trigo con un toque de chocolate. Con leche o yogur son ideales para el desayuno y te aportan la fibra que necesitas en los meses de embarazo. Esto me lo zampé a la mañana siguiente y aunque en el paquete ponía dos raciones me lo comí yo solita de una sentada, no sé si es que tengo muchísimo hambre o que las "raciones estipuladas" son demasiado pequeñas... Están muy ricos como todos los cereales que he probado de esa marca, la verdad es que no tienes la sensación de estar comiendo fibra sino algo rico de chocolate, jajaja.


Esta vez la cajita Nonabox ha sido un poco para cada uno y eso me ha gustado. Si os ha gustado también a vosotras y queréis probarlas en vuestra casa o hacer un regalo os recuerdo que con el código "dosbrujas" podréis conseguirlas con un 10% de descuento. No lo dejéis escapar, que ya veis que están genial!!

miércoles, 10 de julio de 2013

Batería descargada

Llevo unos días con la batería descargada, estoy agotada y lo peor es que cada día llego antes a ese momento del día en el que ya no puedes más y es porque no consigo cargar las pilas al cien por cien y el cansancio se va agotando, hay días que reconozco que estoy insoportable y que mi paciencia se agota a la mínima.

Lo bueno del verano es que puedes hacer mil cosas, lo malo que para hacer esas mil cosas con dos niñas tan pequeñas el coste energético es muy muy alto, seguro que sabéis de que estoy hablando.

La peque está en su momento más inquieto, todavía no anda pero eso no la impide encenderme la lavadora, meter la mano en el inodoro, desencajar un enchufe de la pared,… a la mínima que me despisto. De momento es imposible que se entretenga sola más allá de cinco minutos (los justos que tarda en liar alguna), pero lo peor es que no puedo alejarme de su campo de visión ni para ir a mear sin que llore como loca. Así que continuamente ando con ella colgada de un lado para otro y tengo la espalda destrozada de tanto agacharme a por ella, en realidad de eso y de no descansar…

Porque lo de descansar es otra, con este calor la pobre lo está pasando fatal y se despierta seis o siete veces por la noche mínimo y le cuesta volver a coger el sueño, por eso he decidido que mañana último día de guarde, así podremos levantarnos un poco más tarde por las mañanas y llevar a la tarde con un poco más de energía.

Estamos yendo todas las tardes a la piscina, la verdad es que las dos lo disfrutan mucho cada una a su manera, la mayor ha pegado un cambio total respecto al año pasado, tiene mucho menos miedo y está todo el rato de un lado para otro con sus amigas, y la pequeña como lo está pasando tan mal con el calor en cuanto la meto a la piscina con el flotador se relaja de una manera que no la había visto nunca, es más en algún momento parece que se va a dormir y todo…

Pero claro, es llegar a casa y todo por hacer…

El fin de semana pasado nos fuimos a casa de los abuelos y al contrario que otras veces que he aprovechado para delegar y descansar un poco ha sido más agotador que nunca, ya que han sido cuatro días de parque, playa y fiestas del barrio!!

No tengo ninguna gana de que acabe el verano y el buen tiempo pero sí necesito un día de dormir bien y recargar la batería, a ver si ahora sin guardería  la cosa mejora y sobre todo si la peque termina de echarse a andar definitivamente!!

martes, 2 de julio de 2013

Charm it!

A veces llega un momento que con tanto cumpleaños y fiestas donde regalar en que se nos van ya las ideas, juguetes ya no caben más en casi ninguna casa, ropa yo no soy partidaria, material escolar es algo que nunca me ha gustado que me regalaran,... 

Así que si tenéis que hacer un regalo a alguna niña y estáis con el dilema hoy os presento una idea, se llama CHARM IT!


Antes de enseñaros la nuestra y contaros lo mucho que le ha gustado a la bruja mayor os dejo sus propias palabras:

Comansi lanza al mercado CHARM IT! una marca de pulseras y pequeños charms a escoger entre un sinfín de combinaciones y estilos diferentes para las más coquetas.

La pulsera de CHARM IT! para niñas y adolescentes es un producto original, intercambiable y coleccionable que entra con fuerza en nuestro país. 

Su diseño permite ir a la moda sin dejar de ser una misma ya que se puede personalizar con sus múltiples combinaciones de charms y cadenitas. Hay tal variedad de modelos, desde el estilo más infantil hasta el más juvenil que hacen que la niña pueda ir creciendo junto con CHARM IT!. Según la edad de la niña y su personalidad se puede escoger la pulsera básica metalizada, de un sólo color, arco iris o con eslabones con detalles añadidos como mini cupcakes, entre otras opciones. 
 
Una vez elegida la pulsera hay una gran variedad de charms para coleccionar aptos para todas las edades y gustos; colgantes de animales, con detalles de cumpleaños, de Disney, comidas, hobbies, princesas… Se trata de crear la pulsera que mejor te defina. 

Por su precio, CHARM IT! es un buen regalo de cumpleaños, como detalle del Ratoncito Pérez, un premio por buenas notas y porqué no, simplemente porque se lo merezca. 

CHARM IT! se puede adquirir en grandes superficies y puntos de venta tradicionales. 

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de recibir una de estas pulseras y os podéis imaginar cuanto le gustó a la bruja mayor que cada día es más pija. Creo que cualquiera de los modelos le hubiera encantado pero recibir el pack de princesas fue todo un acierto... una cadenita en tonos rosas y tres charms que parece que había escogido ella puesto que eran una corona, un zapatito (el de Cenicienta suponemos) y un unicornio.

Este tipo de pulseras, en las que tu vas eligiendo las cuentas o charms para personalizarlas se pusieron de moda hace unos años para adultas y yo que soy aficionada a la bisutería (sobre todo si es DIY) por supuesto tenía la mía, así que cuando vi la versión infantil me pareció una idea genial, aunque tal vez para niñas algo más mayores que las brujas.

Como digo me gustan porque son totalmente personalizables, ya que en el paquete inicial viene la cadena con tres charms pero luego se pueden añadir todos los que quieras y al igual que con las de las adultas elegir uno en cada momento en el que te encuentres y luego es muy bonito ir recordando cuando añadiste cada uno y por qué lo elegiste.

Había sacado unas fotos de la nuestra pero me han desaparecido!! Perdonadme pero estos días están siendo un poco locura en mi casa y no os la puedo enseñar :-( Pero creo que con estas fotos os hacéis a la idea bastante bien de cómo es, no?


¿Qué os parecen? Muy chulas seguro!
 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates