Ads 468x60px

viernes, 24 de enero de 2014

Ni tanto ni tan poco

Hay personas que saben todo sobre enfermedades (evidentemente no me refiero a licenciados en medicina), cualquier cosa que a ti te pase a ellos les ha pasado y encima más grave o con más complicaciones, se conocen todos los fármacos que ellos además consideran de uso común y les encanta ir al médico.

Este tipo de personas podrían tener un pase VIP en urgencias o en su centro de salud porque están todo el día allí metidos, se hacen miles de analíticas, de pruebas, todo es un drama y todo es para que un médico les mire y no contentos con el diagnóstico llegan a casa y buscan y rebuscan en internet y siguen viendo mil posibilidades a su dolencia. Aunque no me lo creáis hay partes en un urgencias de pacientes que han acudido por un grano.

Esta gente cuando son padres son todavía más hipocondríacos. Son los padres que no contentos con la revisión de los quince días de su bebé llaman a un pediatra privado porque la suegra les ha dicho que el niño ha engordado poco y llora mucho, por supuesto tal como les ha dicho el primero el bebé es un bebé normal y corriente sano como una manzana. Este bebé comenzará a ser un habitual en la consulta del pediatra (o de dos pediatras diferentes), este niño irá cada vez que tiene mocos, cada vez que decide no comer durante dos días, en cuanto un día esté con 37,3º estará ahí e incluso en urgencias si ese día no quedaba hueco.

Lo que no sé si saben estos padres es que uno espera una hora en un centro de salud por un simple catarro y puede salir de allí con tres virus diferentes porque hay niños allí que de verdad están enfermos.

Esta gente simplemente me agota.

Pero luego está la situación opusta. Dejad que os cuente lo que me ha pasado esta semana...

El martes a las diez de la mañana suena mi teléfono, es mi padre, me dice que mi madre lleva desde el domingo sin poder levantarse de la cama y se niega a ir al médico y que la llame yo para convencerla. El día anterior hablé con ella y pensaba que tenía gripe, pero si me han llamado para esto sé que no sirven los porfavores ni los cariñitos, tengo que ir a machete aunque luego me sienta fatal.

La llamo:
- Mamá, cómo estás?
- Bieeeen (una voz de ultratumba)
- Yo no oigo que tengas voz de bien
- ¿Qué es lo que quieeeeeres?
- Que te levantes, y bajes al hospital con papá ahora mismo
- Es que no me apeteeeeece
- Perdón??!!! Que no te apetece??? Y qué es lo que te apetece? Estar enferma te apetece?? No me toques las narices y bajas ahora mismo (sé que no son formas pero el "no me apetece" sólo me dejaban ganas de cogerle del pescuezo)
- Es que no me apetece vestirme ni bajar a la calle. (casi llorando como me hace mi hija de cuatro años)
- Mamá, tienes asma, esto se puede complicar así que haz el favor de ir a urgencias y que te vean
No me contesta y yo cada vez estoy más nerviosa
- Tendré que llamar a mi padre y que te obligue...
Sigue sin contestar
- No me habrás colgado?
- No pero dejame en paaaaaz

Así que llamo a mi hermana y oigo que está mi padre insistiendo en que baje, me dice mi hermana que la van a llevar sí o sí, y que sino llamará a mi hermano que es su niño del alma y a él le va a hacer caso por pelotas.

Esto me pilla todo en la calle y os juro que estaba tan exaltada que me parecía que iba por la Gran Vía con todos los ojos puestos en la loca del teléfono y la niña en sillita.

Al de una hora me manda mi hermana una foto por wasap de "la que no quería ir al médico porque estaba bien" en la que aparece tumbada en una camilla con la sonda puesta y una máscara de oxígeno y un montón de pruebas por delante. Menos mal que estaba bien!! El médico de urgencias vio una mancha que creyó que era pleuritis y posible neumonía, así que ingresada está, el neumólogo no tiene claro ese diagnóstico así que allí sigue haciendo mil pruebas.

Mañana en cuanto salga el papá de las brujas de trabajar allí vamos porque las noticias me llegan como si estuviera jugando al teléfono estropeado.

Este tipo de gente, sobre todo si se trata de mi familia, no sólo me agota sino que me cabrea, me cabrea mucho.

5 comentarios:

  1. Ains mi madre es igual, lo que me cabrea de ella es que un dia me llama histerica que cree haberse encontrado un bulto en un pecho y cuando esta mala de verdad hay que llevarla arrastras al médico.
    Paciencia, kilos de paciencia.
    Espero que tu madre se recupere pronto y que no sea nada mu gordo.Besitos

    ResponderEliminar
  2. Espero que se recupere pronto. Mucho ánimo. Un beso

    ResponderEliminar
  3. ESpero que tu mamá se cure prontito. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. primero de todo, espero que se mejore. Segundo, ese sintoma es miedo, pánico al diagnostico, el no saber creen que es mejor. Ten paciencia. Esto se agrava con la edad. Mi padre era exactamente igual. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Uy!!! No me habia enterado de esto, espero que se haya ido mejorando este fin de semana... muchos besos y animos!!!! Cada uno tenemos nuestras rarezas...

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates