Ads 468x60px

lunes, 13 de enero de 2014

Una primera vez: el cine


El viernes pasado por fin pudimos hacer lo que llevábamos todas las navidades intentando y nos había resultado imposible: ir al cine. Entre que estuvo mala una, estuvo mala otra, lo intentamos un día y no quedaban entradas,… la bruja mayor ya estaba desmotivada y todo, vamos que decía que iba a castigar a las entradas, pero por fin encontramos el momento en que las dos solitas pudimos ir.
 
Era la primera vez que la bruja mayor iba, a ella le gustan las películas mientras sean un tanto cursis, es decir de princesas o hadas, estas navidades vio en el canal Disney la de Peter Pan y le gustó pero todavía no me lo creo, si pongo alguna otra infantil pero de otra temática a los quince minutos ya me está dando la murga para que la quite o por lo menos para que yo no pueda verla tranquilamente.

Así que cuando en otoño leí que se iba a estrenar Frozen y que era de dos princesas tuve clarísimo que era la oportunidad para estrenarse en el cine. Al principio no le convencía mucho eso de que se tuviera que ver la peli con las luces apagadas, pero como hace unas semanas estuvo en casa de sus amigas y apagaron la luz para ver los dibus ya estaba más convencida, además estaba al lado de mamá así que no le daba miedo.

Esta vez fuimos con tiempo de sobra para coger las entradas sin problema, aunque nos pasamos y todo porque no estábamos más de quince personas en la sala, y menos mal que fuimos pocos porque eso de ver la peli en silencio o si tiene que decirme algo que sea bajito no lo pilló. Era como si estuviéramos en sala de nuestra casa sentadas en el sofá “y por qué hace eso?”, “y ahora qué pasa?”, “y ese quién es?”, “y por qué es malo?”,… y así hasta el infinito.


Cómo recordé cuando hace ya algunos años iba al cine a ver pelis de Disney siendo ya mayor y me daban ganas de amordazar a algún crío!!

Afortunadamente, no sólo éramos pocos sino que los pocos que éramos, éramos familias y mientras la bruja mayor preguntaba constantemente otra niña se recorría toda la fila de asientos de un lado a otro, y otra saltaba en el asiento de detrás de mí. Sólo faltaba la típica guerra de palomitas!!

La experiencia fue buena, pero hacía tanto que yo no iba que no recordaba que echaran tantos trailers antes de la peli, entre los trailers y un corto de Mickey la película empezó veinte minutos después de que se apagaran las luces, exagerado en mi opinión, tanto que a los quince minutos de empezar la bruja me preguntó que cuando acababa…

No voy a estropearos la película a las que no la habéis visto contándoos el argumento pero como siempre Disney con sus traumas de padres que mueren y niñas que se crían solas… A mí me gustó mucho, está genial hecha y escapa un poco del tema del príncipe que te rescata y te salva, me encanta como abordan el tema de “un acto de amor verdadero”, tiene puntos muy graciosos con el muñeco de nieve y otras muchas cosas que los peques no entienden y está dirigidas directamente a los padres acompañantes.

Acertamos con la peli, eso ya lo sabía, ahora ya no sé cuando volveremos porque “esa peli de las albóndigas que va a ver mi amiga yo no quiero verla” pero si tenemos que esperar al próximo invierno llevaremos a la pequeña también.

Por supuesto, berrinche cuando acabó, y esto ya lo hizo cuando fuimos a un musical hace unos meses, lloros a mansalva porque no quería que acabara y yo enfadada y frustrada porque no sé como afrontar eso…

4 comentarios:

  1. Mis hijos hacían lo mismo, al final siempre acababan llorando, hasta que un día me enfade y les explique que no me compensaba llevarles a ningún sitio para que acabasen llorando, que yo los llevaba para que lo pasarán bien. Y dio resultado ahora cuando termina la actividad me dan las gracias por haberles llevado

    ResponderEliminar
  2. Yo me fui con las tres tortuguitas a ver esa peli... y sabes quien la disfrutó mas?? la peque!!! De hecho quiere volverla a ver!!! Salio emocionada y se enteró de todo... hasta lo del corazon helado!!! Me dejó flipada!!!

    ResponderEliminar
  3. Aaayyy!! Nosotras tb fuimos a ver esta pelicula y nos encanto a todas (a mi, a mi madre y a mi peque). Me pareció muy tierna y me asombró la ternura del final. Yo que acabo de tener a la segunda nena me emocionó el amor del que hablan en la pelicula y lloré y todo.
    A mi nena le encantó xq ademas tb era la primera vez q iba al cine y la verdad es q se enteraba de casi todo. Me asombró mucho.

    ResponderEliminar
  4. Ey, me encanta la nueva imagen que le has dado al blog, llevaba un tiempo sin pasar y me has sorprendido!
    Lo del cine con los peques es así...el mío lleva tres pelis y sólo ha aguantado en una (Doraemon), en las otras dos se salió en una a los diez minutos y en la otra aguantó una hora...poco a poco...

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates