Ads 468x60px

martes, 7 de enero de 2014

Ya acabó

Estas Navidades no es que hayan sido malas pero que no han sido como esperábamos eso seguro...

La bruja pequeña ha estado bastante pachuchilla, el día 23 le salió su primer grano (que yo ya estaba esperando) y la varicela hizo su aparición. Tal como su pediatra ya vaticinó, lo ha pasado bastante peor que la mayor, ha estado plagadita de granos, daba pena verla, como me dijo la pediatra de urgencias (donde la tuve que llevar porque su pediatra no estaba y no había sustituto) "no le salió ni un grano más porque no tenía sitio", afortunadamente el tema de los picores lo llevó bastante bien pero un par de días estuvo con fiebre. 

Como ya comenté tuvimos que cambiar los planes y quedarnos aquí a pasar la Nochebuena y la Navidad los cuatro en casita, la verdad es que no me arrepiento porque estuvimos muy bien, cenamos como cualquier otra noche con lo que nos libramos de estar luego mal de lo que habíamos comido y por supuesto sin ninguna resaca y recibir los regalos al día siguiente en nuestra propia casa fue estupendo, de hecho el día 25 con tanta cosa nueva no echamos de menos ni un poquito salir a la calle.

El problema fueron los siguientes días, con la pequeña tal y como estaba no podíamos ir a ningún sitio y la mayor no ha podido aprovechar a hacer las típicas cosas que se pueden hacer en estas fechas, íbamos a haber ido al cine (por primera vez), al parque infantil de navidad, a pasear y ver las luces, los belenes,... pero yo sola con las dos fue imposible.

La varicela pasó aunque todavía tiene sus postillas que no se han terminado de caer y la debió dejar muy baja de defensas porque un simple catarro hizo que estuviera otra vez dos días hecha un trapo, otra vez con fiebre y con muchas flemas, y por supuesto sin dormir ni ella ni ninguno de nosotros. No parecía la misma niña de siempre, no quería ni moverse, sólo estar en brazos de mamá, apenas comió esos dos días algo que no fuera líquido y yo creo que incluso perdió peso. Afortunadamente fueron sólo dos días y la recuperación pareció arte de magia ya que al día siguiente volvió a ser el culo inquieto de siempre y ni parecía que hubiera estado mal, increíble!

Tanto el papá de las brujas como yo es en estas fechas cuando más trabajo tenemos y ha sido un auténtico caos, aunque no puedo quejarme ya que los días en los que estuvo mal de verdad yo tuve libre, si no no sé ni lo que hubiera hecho...

Pero ya está, ya ha terminado, mañana empieza de nuevo el cole y volvemos a nuestros horarios de siempre, cosa que agradezco enormemente porque estoy destrozadita.

Por supuesto, eso de que cuanto más pequeños pasen la varicela mentira cochina, con 18 meses que tenía mi peque el día que comenzó no se lo deseo a nadie, aunque también es verdad que como me dijeron los dos pediatras que la vieron las segundas infecciones en la misma casa son mucho peores, uno me dijo que por estar en contacto continuo con el virus y el otro porque el virus que pilla la segunda es el que sobrevive a la primera y es mucho más resistente, sea como sea doy fe de que es así. Por lo menos me quedé tranquila cuando me dijeron que a pesar de ser más florido no tiene por que dar más complicaciones.

Ahora si seguimos como siempre espero no volver a ver un frasco de apiretal de nuevo en otros seis meses.

1 comentarios:

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates