Ads 468x60px

lunes, 24 de noviembre de 2014

Día libre

Desde que en octubre empecé a trabajar a media jornada todos los días estoy con el tiempo justo para todo, como esta carga extra de trabajo sólo es hasta que acaben las navidades decidimos que la pequeña no iría a la guardería sino que nos las apañaríamos entre los dos haciendo mil cábalas y así vamos...

Pero hoy he tenido el día libre, el viernes tuve que doblar las horas y como la empresa no está para pagar horas extras (o simplemente no quieren) hoy no he trabajado, y ha sido un día raro, llevo así sólo dos meses y es como si llevara la vida entera. Ayer por la noche cuando le dije a la mayor que la llevaría yo al cole se me colgó como un mono y me dio mil besos, cualquiera diría que con su padre está mal... A mí me encantó para que negarlo...

En el patio del cole me sentía casi fuera de lugar, la última mañana que había estado dejándola allí fue en septiembre!!

Acostumbrada a madrugar a diario bastante más hemos llegado de sobra de tiempo, no como el curso pasado que apenas nos sobraba un minuto. He desayunado con la pequeña después de dejar a la mayor y nos lo hemos tomado con tranquilidad, sin prisas, hasta la bruji estaba más tranquila viendo que yo estaba tranquila.

He podido recoger un poquillo porque me ha pedido que le pusiera un capítulo de los Little Einstein que le encantan, hemos jugado juntas y SOLAS a lo que ella ha querido: a los pinchitos, un puzzle y varios cuentos, hasta la hora de prepararnos para el taller al que vamos todas las semanas.

Este curso hemos apuntado a la peque a dos talleres para niños de su edad acompañados por las mañanas (otra cosa de la que querría haber hablado y no he sacado ni un minuto), ella lo ha gozado como siempre y yo lo he disfrutado más que otros días porque no he llegado con la lengua fuera y la ropa de trabajar. Incluso al salir la bronca ha sido menor que otras veces...

Y sin prisas hemos ido a recoger al cole a la mayor habiendo dejado hasta la comida medio preparada.

Ahora me doy cuenta de lo que da de sí una mañana libre!! Como podéis ver me ha encantado tenerla, me ha encantado poder encargarme de las dos por la mañana sin prisas ni agobios, pero por otro lado... me viene tan bien tener este trabajo! Y no es sólo por la parte económica (que tiene su peso importante), sino porque yo siempre he sido una mujer que necesita estar de un lado para otro, a la que un nivel de estrés (relativo) le sienta bien, y aunque estos primeros años en casa con mis niñas he sido feliz ya he pasado esa fase y ahora necesito volver a poder compaginar las dos cosas. La lástima... que  a partir del 6 de enero tendré que volverme a buscar la vida.

1 comentarios:

  1. Hola!!
    Pues yo ahora estoy en una situación contraria. He decidido quedarme en casa a cuidar de la peque.
    Supongo que en un tiempo me pasará como a ti. Y necesitaré hacer algo diferente.
    Un beso

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates