Ads 468x60px

miércoles, 11 de febrero de 2015

Hamburguesas verdes

Hace un par de semanas comentaba en esta entrada que me dedico a esconder las verduras en la comida del día a día para que las brujas las coman "sin darse cuenta". Esta mañana he hecho unas hamburguesas verdes que las dos se han comido sin protestar (sin protestar más de lo habitual quiero decir), así que he pensado que os iba a pasar la receta por si alguna se encuentra en una situación parecida a la nuestra.

Los ingredientes son pollo, espinacas, cebolla, huevo y harina.

Respecto al pollo ayer fui a comprarlo con intención de coger unas pechugas y como en otras ocasiones acabé cogiendo un pollo entero ya que me salía más barato cogerlo enterito sin preparar ni nada que por partes, pero utilicé la pechuga para esta receta, los muslos los congelé para cocinarlos otro día y el resto para hacer una sopita... En estos tiempos inciertos hay que mirar por todos lados... Entonces las pechugas las pasé por la picadora, quien no tenga en la pollería lo pican sin problema. 

Había comprado una bolsa de espinacas frescas y las cocí, al principio pensé que serían muchas pero finalmente las añadí todas.

Una vez picado el pollo, piqué también media cebolla y lo junté, las espinacas ya cocidas las machaqué y las añadí también junto con un par de huevos, y lo dejé todo en la nevera en un recipiente cerrado hasta hoy, para que se mezclaran bien los sabores como cuando preparamos albóndigas. Si hubieran sido sólo para papá y para mí les hubiera picado unos dientes de ajo pero a las niñas no les gusta así que ni lo pensé.

Este mediodía he echado harina en un plato y al hacer la forma de las hamburguesas las he untado por ambos lados para que no se pegaran al añadirlas a la sarten y las he frito (o freído que no lo tengo muy claro).

Como digo las niñas las han comido como si fueran sólo de carne y a nosotros nos han encantado, así que volveré a hacerlas jajaja.

Lo bueno, que una vez que te pones te da igual hacer para cinco que para diez y se pueden congelar antes de cocinar sin problema teniendo la comdia casi lista para otro día, y por supuesto su precio.

Hubiera sido genial poner una foto pero para cuando he decidido publicar esto ya nos las habíamos comido, así que otra vez será...


2 comentarios:

  1. ¡Qué ricas! Yo las compro mucho de espinacas, ¡me encantan!

    Besos

    39+4

    ResponderEliminar
  2. Aquí las comemos ya hechas, pero tengo que intentar hacerlas, seguro que están buenísimas. Nosotros las llamamos "hamburguesas de dinosaurio". ¡Le encantan!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates