Ads 468x60px

miércoles, 18 de marzo de 2015

Deberes

Mi hija mayor está en segundo de infantil y tiene deberes todos los fines de semana. Por si alguien tenía dudas a mí no me mola nada.

Las tareas comenzaron a mediados del curso pasado. Durante ese curso y el primer trimestre de este las tareas eran un libro para leer (bueno, para que le leyéramos) y una ficha a hacer sobre el libro en la que hay que escribir el título, el autor y hacer un dibujo (coloreado que quede claro, que al principio algún niño lo llevaba a lapiz y la profesora ya nos dijo que de eso nada), desde hace un par de meses a esto se le ha añadido una ficha de repaso sobre la letra con la que estén esa semana.

Cuando sale este tema tanto en el patio como en el parque veo que hay muchos padres encantados con esto, a mí me sorprende porque el tema de los deberes con cinco años sinceramente me mata.

En primer lugar lo del cuento entiendo que su objetivo es crear un hábito de lectura en los niños, pero en nuestro caso esto no nos hace ninguna falta puesto que ya leemos cuentos todos los días (uno a cada una concretamente), tenemos un montón de libros en casa y además vamos todas las semanas a la biblioteca a coger alguno más. El hecho de tener que leer el que toca para nosotras es más contraproductivo que otra cosa, ya sabemos que lo que se hace por obligación nunca puede ser divertido, y además aunque hemos descubierto libros que nos han gustado mucho (como los Cuentos para sentir de Begoña Ibarrola) también nos han tocado libros que no nos han gustado nada de nada y que nos han quitado tiempo de leer lo que sí nos gusta.

Por otro lado la ficha de escritura... me parece que la profesora se pasa de exigente, estamos a mitad de curso de segundo de infantil y ya han aprendido todas las mayúsculas, las vocales en minúscula y vamos ya por la cuarta consonante, todo ello entre sus dos líneas correspondientes. En mi opinión demasiado pronto. Este es el principal punto de discordancia con otros padres, ya que opinión general es que esto es cojonudo y cuanto antes mejor, yo tal vez sea un poco demasiado happy pero lo que me importa ahora es que mi hija tenga tiempo para jugar y hacer lo que ella quiera porque deberes y tareas va a tener demasiados años de su vida.

Luego también  está la cosa de que todas estas tareas nos condicionan el fin de semana. Por supuesto yo me veo incapaz de ponernos a ello el viernes por la tarde y como el sábado tengamos algún plan que es lo que nos suele ocurrir acabamos haciéndolos el domingo a última hora. Y ya no digo nada como decidamos pasar el fin de semana fuera... Este invierno que hemos salido poco hemos cogido la costumbre (o lo hemos intentado) de hacerlos los sábados por la mañana pero hay días que en el momento "idoneo" veo que están entretenidas jugando tranquilamente y no me da la gana de cortarles el rollo por hacer unas tareas, así que cuando no es por una cosa es por otra acabamos a trancas y barrancas.

Así que sí así es ahora no quiero ni pensar cuando lleguemos a primaria y traigan deberes las dos. ¡Creo que voy a tener que empezar a ponerme las pilas!

6 comentarios:

  1. Ja,ja... en mi casa es al revés.... La peque me pide que le ponga tarea porque quiere como sus hermanas... Tremendo!!!! Pues vete preparando para primaria... todos los dias tarea, examenes... ademas de extraescolar.... como digo yo... mi agenda es la agenda de mis niñas, cuando salen del cole les pregunto cuanta tarea tienen y dependiendo podemos hacer algo o no.... Muy triste...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues si no los hacen, no los hacen. En mi caso, mi hijo, en segundo de infantil, cada viernes saca un libro del cole y hay que leerlo y hacer una ficha: escribir el título, marcar una carita feliz si le ha gustado o una triste si no le ha gustado y hacer un dibujo (el que sea, sin colorear, a lapiz o un rayajo, jamás nos ha puesto unos mínimos la profe con eso). Hasta ahora siempre lo ha hecho, pero desde luego si algún día no le apetece pues no lo hará. Yo le pregunto si quiere, se lo recuerdo un par de veces en momentos en los que le veo aburido: "quieres hacer...?" Y si no quiere, no insisto.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo de los deberes. Un niño tiene que jugar y tener tiempo libre. Ese es su deber.

    ResponderEliminar
  3. ¡Pues prepárate! a nosotros en 3Infantil los deberes eran además ¡hacer un resumen del cuento leído! q me dirás tú lo q sabe un niño de 5 años resumir...era un dolor :-(
    Los deberes en Primaria dependen mucho de la profesora q te toque, mi hijo casi todos los días trae algo, pero sin agobios, una ficha de mate o de lengua, lo del libro para leer y hacer resumen y dibujo tenemos 15 días. Pero el vecino de mis padres, todos los días tiene deberes de casi todas las asignaturas, se puede tirar 2 horas largas el pobre niño con los deberes.

    ResponderEliminar
  4. A mi los deberes con moderación no me parecen mal, creo que sirve para practicar y para aprender a aceptar que no siempre puedo hacer lo que quiera. El hecho de que tengan que leer un libro que no les encanta, sirve para definir los gustos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no estoy de acuerdo con deberes tan pequeños, y te lo digo desde la experiencia que mis hijos han llegado ya a la facultad.
    Sí que hay que poner hábito de lectura pero debería ser en casa, como tú haces, y complementar las enseñanzas con salidas divertidas en las que aprenden, manualidades didácticas, pelis donde aprendan, esas cosas, pero los niños son niños y el fin de semana hay que descansar y pasarlo bien, entiendo que el domingo te pegues el apurón porque a nosotros nos ha pasado.
    Mi hijo aprendió a leer solo antes de los cuatro años y el aprender tan pronto no fue un beneficio, al final todos van a llegar lejos aprendan a los tres, los cinco o los seis, cuentan muchas otras cosas. Un besito.

    ResponderEliminar
  6. Yo pienso como tú. Son muy pequeños.
    ¿Esos son los métodos de aprendizaje significativo que promulgaba el colegio cuando fuiste a visitarlo? ¡Porque lo han entendido al revés!
    Se dice que los niños no están maduros para aprender a escribir hasta los 7 años y que hacerlo antes solo consigue más fracaso escolar pues los niños asocian colegio con aburrimiento. Habrá que dejarles jugar.
    Yo que tú les hacía boicot a los deberes y si la profesora se pone pesada le hacéis la ficha del libro que sí os apetece leer, al fin y al cabo si el objetivo es crear el hábito, en tu casa lo estáis consiguiendo.
    Besos

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates