Ads 468x60px

viernes, 13 de marzo de 2015

Ilustraciones que hablan

Cualquier cuento puede comunicar desde la ilustración y desde el texto, sin embargo la primera suele ser un complemento a la palabra escrita. Os proponemos dos ejemplos de cuentos para niños en los que el texto no es para nada necesario y la imagen se las apaña de maravilla sola.


Esta preciosa historia ideada por Andrea Hensgen e ilustrada por Béatrice Rodríguez es una muestra del poder de las ilustraciones para llevar el peso de la narración de una historia. Sin una sola letra escrita, Amigos de Libros del Zorro Rojo es un cálido cuento infantil que explica con imágenes la vida de un niño que va solo al colegio y que por el camino se ve asaltado por sus miedos, como un perro enorme que le ladra o un maleducado que le increpa. Un día le acompañará su nuevo amigo, un perro que vivía cerca de su colegio, y nuestro protagonista descubrirá que todo es mejor si se comparte en compañía de un ser querido. Pero para tener amigos hay que serlo, y el niño pronto descubre por qué su nuevo amigo le sigue a todas partes. El perro vivía con un señor mayor que ahora está ingresado en una residencia, allí está triste y el perro no le puede visitar por sí mismo. Así que verá la manera de ayudarle pidiendo una visita con el señor mayor. Los tres disfrutarán de una tarde juntos y el pequeño descubrirá el valor de la auténtica amistad. Las ilustraciones de esta historia realmente hablan, la expresividad facial y corporal de los personajes transmite muchas emociones. Las imágenes son de corte clásico y apelan a un público infantil de 2 a 6 años, a quienes está destinado el libro, y están expuestas a lo largo del cuento de manera original. A veces la imagen está plasmada a toda página con fondo ilustrado, a veces la imagen queda centrada en la página y muestra solo el primer plano del personaje o de la acción, sin trasfondo ni decorado. También nos encontramos con una página con cuatro ilustraciones que explican una acción, un movimiento o un cambio, en un estilo que recuerda al cómic. Este es un libro para niños de primera calidad donde contenido y forma confluyen en ilustraciones que hablan.



Otra propuesta de ilustraciones que comunican sin depender del texto es La puerta de la editorial Corimbo. Michael Van Zeveren es autor e ilustrador de este cuento infantil sin texto que ilustra con una imagen en cada página una serie de situaciones que se pueden dar habitualmente en el lavabo de una familia numerosa un día por la mañana. Nuestra protagonista es una cerdita presumida que entra la primera en el lavabo por la mañana. Muy curiosa y delicada, se dedica a prepararse para el baño y lo pone todo en su sitio. Sin embargo pronto empieza el día para toda su familia y enojada verá como su madre se anticipa a ella para bañar a su hermanito, luego entran sus revoltosos hermanos pequeños y finalmente su padre viene para lavarse los dientes. La cerdita quedará enfurruñada en un rincón contemplando la rutina de toda su familia y esperará de morros hasta que pueda volver a estar sola en el lavabo. El título del libro viene de la única expresión hablada en todo el cuento infantil, ¡y es que encima de interrumpir su rutina todos salen sin cerrar la puerta! Un libro para niños en pequeño formato en el que, a modo de viñeta, cada página es un único dibujo con una acción de la historia.



Post ofrecido por Boolino

2 comentarios:

  1. Hola!!!
    Me han gustado mucho estos cuentos, tienes razón, los textos hablan por si solos. Y me he leído el post anterior y me ha hecho gracia porque yo tengo hijos mayores y me ha ido pasando como a ti, cuando nació la mayor como fue la primera nieta, sobrina, ahijada, amiga, binieta y de todo me regalaron mucho y con el segundo también tuve un montón pero cuando empiezan a crecer es más comida, más agua de la ducha, pagar por el ocio, extraescolares, encima los míos se llevan un año y hasta el bachiller no aproveché libros porque de la mayor al peque cambiaban, siempre cambiaban ese año, desde el principio y para la mayor no tuve quien me dejara porque todos mis amigos y familiares eran más peques. Y luego vienen los cumples, las vacaciones es como tú dices, aunque pretendas juntar dos camas acabas cogiendo bungalows, pero bueno, hay otras ventajas y es que los hijos nos llenan la vida. Un besín y menudo comentario rollo te he dejado.

    ResponderEliminar
  2. Marigem, de comentario rollo nada! A mí encanta que me contéis estas cosas y sobre todo saber que os pasáis por aquí. Y claro que nos llenan de vida pero a veces esta bien que aparezca alguien a decirnos las cosas no tan bonitas para sentirnos algo acompañadas ;-)
    Un saludo!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates