Ads 468x60px

martes, 22 de septiembre de 2015

Extraescolares y actividades en familia

Si hay un tema recurrente en los patios del colegio y los parques en esta época del año son las actividades extraescolares, qué van a hacer, qué días y cómo de lejos de casa está, si coincidirá con algún compañero y sobre todo cómo cuadrarlas si hay más de un niño en la familia.

El año que comenzó el cole la bruja mayor no quise apuntarla a nada para no saturarla puesto que me parecía que con las cinco horas de cole cada día era más que suficiente. El año pasado quiso empezar a hacer ballet y allá por mayo me pidió aprender a nadar a lo cual tuve que apuntar a la pequeña también puesto que montaba una bronca cada vez que llevábamos a su hermana y ella tenía que salir conmigo.

Este curso hemos añadido a la lista un taller de música al que iremos las tres. He pasado de no querer tener muchas obligaciones por las tardes a no tener ni un día libre... Lo pienso y sé que es demasiado pero es lo que ellas quieren, es más si hubiera más días querrían hacer más cosas y es que todo lo que han elegido son cosas que realmente les gustan y no hay nada "académico".

La cosa es que yo desde siempre he estado buscando cosas para hacer juntas y no creáis que no me ha costado, actividades para los niños hay montones, cualquier cosa que busques la encontrarás, deportes, talleres, cursos, trabajos manuales, música, yoga,... hasta circo he visto. Pero cuando lo que quieres es una actividad dirigida en la que los padres también tengamos cabida... buff, es dificilísimo.

Y es que está genial que los niños tengan sus propias actividades y los padres dispongamos de ese tiempo libre para lo que queramos (cuando da tiempo, porque a veces entre ir a llevarles y recogerles apenas da tiempo a un café), pero a mí siempre me ha apetecido tener algún día para hacer cosas juntas.

El curso pasado con la pequeña descubrí la "Universidad Popular" y estuvimos yendo por las mañanas a dos talleres, la verdad es que estuve encantada con la experiencia, así que en cuanto vi que este año me cuadraba un taller de música con las dos a la vez no me lo pensé y afortunadamente conseguimos plaza.

Conseguí también hablar con una profesora que daba talleres de barro y artesanía en esta asociación y pudimos organizar unos talleres con otra familia un sábado al mes y otra vez algo muy gratificante tanto para las peques como para mí (o su papá cuando podía ir él).

Y es que en estas actividades pensadas para la familia las relaciones se da un poco una vuelta ya que todos estamos aprendiendo igualmente, todos somos alumnos, tú eres su mamá pero estás en la misma situación de aprender que ellas. Te "obligas" a buscar un rato juntas sin estar pendiente ni del teléfono ni de la colada, es eso que llaman "tiempo de calidad", tú lo agradeces porque disfrutas con tus hijas de un rato diferente, relajado, y ellas lo agradecen porque tienen a su mamá con ellas al 100%.

No sé si vosotros lo hacéis también, si tenéis estas posibilidades en donde vivís,... seguro que compartir nuestras experiencias nos puede dar muchas ideas para pasar estas tardes de otoño e invierno.

2 comentarios:

  1. Hola. compartir las actividades es una experiencia muy enriquecedora... en mi zona no las hay pero conozco casos de otras madres. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. pues a mi me encantaria encontrar actividades para compartir. A extraescolares de momento no van a ninguna, el niño apenas tiene en el cole y la niña no se ve motiva para ir a ninguna, asi que prefiero esperar a que ella quiera ir. besos

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates