Ads 468x60px

miércoles, 16 de septiembre de 2015

Un cambio de ciclo

El viernes pasado la bruja pequeña comenzó el cole. Esa niña tan enmadrada que no se separaba de mí y que no soportaba que hablara ni estuviera con nadie que no fuera ella, esa niña que no fue a la guardería y que pasaba todas las mañanas con su papá o su mamá, esa niña a la que vaticinaban un comienzo escolar terrible ya ha comenzado, y ha comenzado de una forma estupenda.

Todavía estamos en el período de adaptación, esta semana irá a clase sólo de 9 a 12h pero va tan contenta... Estaba loca por empezar, no por ir con su hermana con la que coincide en el recreo porque según sus palabras ella va "a otro" (refiréndose a otra clase) sino porque "es grande" y como tal necesita hacer cosas de niña grande. Todos los días ha entrado y ha salido con una sonrisa, el primer día de nervios, el resto de saber que se lo iba a pasar en grande.

La noche antes de comenzar no podían dormir de lo nerviosas que estaban y parecían dos viejillas por la conversación que mantenían. La mayor le explicaba que allí tenían cocinitas y disfraces, también rincón de construcciones, que algún día le tocaría ser la maquinista,... y la pequeña le escuchaba embobada mientras yo les pedía que por favor intentaran dormir.

Yo por mi parte en estos momentos siento una sensación agridulce, por un lado mi bruja pequeña ya es mayor y aunque he de reconocer que está en su mejor momento desde su nacimiento que el tiempo pase tan rápido me da cierto vértigo, aún siendo consciente de que ahora con la rutina todo irá más rápido todavía. Pero por otro lado, me siento muy relajada, sigo yendo como las motos a todos lados porque me meto en un montón de historias, pero saber que puedo hacer muchas cosas que tengo en mente porque tengo mi tiempo para mí me relaja mentalmente aunque físicamente siga cansada.

El hecho de que las dos tengan los mismos horarios es una maravilla, llevar a las dos al mismo sitio a la misma hora es una liberación, ahora si voy con la lengua fuera es porque yo quiero.

El 1 de octubre comienzan su horario normal de 9 a 14h y tengo ya un planning de lo que voy a hacer con mi tiempo y estoy feliz. Por supuesto tengo intención de volver a pasarme por aquí con la asiduidad con que lo hacía antes porque tengo muchas cosas que compartir.

4 comentarios:

  1. Yo creo que lo de llevar bien el primer día de clase no va en ir o no a la guardería si no en cada niño. Me alegro un montón de que lo haya llevado tan bien porque tiene que ser un sufrimiento dejarlos en el cole llorando. Espero poder seguir leyéndote prontito por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Cómo crecen!!! Qué bien que vayan contentas. Los míos tampoco fueron a la guard y se adaptaron muy bien.
    Y te lo confirmo, crecen muy rápido, hay que aprovechar que en nada son mayores. Un besito y enhorabuena por esa adaptación.

    ResponderEliminar
  3. Huupy! Ya te echábamos de menos.
    Me alegro de que la vuelta al cole vaya bien para todos. La gente es muy agorera y se cree que si no llevas a un bebé al cole cuando no se entera luego no va a querer. Hay niños y niños.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. La verdad que es un alivio ver que las crias van contentas al cole, sabiendo que se lo pasan pipa y salen felices. Me alegro que la peque vaya tan contenta... Ahora a reorganizarte con el nuevo horario... Es una gozada que vayan al mismo sitio con mismo horario... Yo este año comienzo la locura, una en infantil, otra en primaria y otra en secundaria... Tremendo!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates