Ads 468x60px

jueves, 17 de diciembre de 2015

La carta

Hoy por fin sí o sí, pase lo que pase, tenemos que escribir LA CARTA, y es que a este paso no llega a tiempo a sus destinatarios y podemos llevarnos un disgusto muy grande. Y es que la bruja mayor y yo no nos poníamos de acuerdo con el formato... Está aprendiendo a escribir por lo que va a ser su primera carta "a mano", el año pasado escribió un par de frases debajo de las fotos de lo que querían pero esta vez vamos a currarlo un poco más.

Hace dos días gracias a una amiga que ha abierto una librería preciosísima en Bilbao (si te pilla cerca ya sabes donde ir, jeje) encontré la plantilla perfecta para nuestra carta, ya que no sólo es chulísima sino que nos sirve para los Reyes y Olentzero al mismo tiempo, porque en casa se escribe sólo una y que luego ellos se organicen... Si os gusta y queréis descargarla podéis hacerlo desde aquí.


Y es que en estos días la carta más importante, la que colapsa los buzones, está en boca de cualquiera que tenga niños cerca, y he leído y oído tanto sobre ellas... Y es que respecto al pedir o no pedir, sobre cuánto o qué se puede pedir hay tantas opciones como familias.

Yo desde que nació la bruja pequeña (bueno desde que ella fue consciente de esta historia) lo tengo claro, una sola carta con un máximo de dos regalos por niña que se repartirán entre Navidad y Reyes.

No sé cuantas veces habré explicado a familiares que no quiero oir eso de "¿qué vas a pedir en mi casa?". Vale, soy una rancia, pero si los regalos los trae Olentzero, los trae él, no la tía, la prima ni la abuela, los trae él y punto y no voy a entrar en competiciones de que regalo es mejor porque vienen todos del mismo sitio y no hay ganadora en este sentido. Lo mismo en el día de Reyes.

En segundo lugar, son dos regalos como máximo porque aunque luego va a haber muchos más... ¿dónde queda el factor sorpresa? ¡si es lo mejor de ese día! Si desde el principio saben lo que van a tener y donde va a aparecer no le veo ninguna gracia. Y por otro lado si a mis hijas les diera a elegir cinco regalos o bien se aturullarían o por cumplir con las cinco regalos pedirían cosas que se quedarían muertas de pena en una estantería al día siguiente, y es que las conozco.

Así que ellas eligen dos cosas y el resto lo que los Reyes quieran, que suelen ser libros, manualidades, juegos de mesa y disfraces que es con lo que juegan en un 95% de su tiempo libre.

Como cada año los regalos serán una verdadera barbaridad, pero es un día tan bonito y dentro de no muchos años sé que esto habrá terminado que no puedo ni quiero evitarlo.

Este mediodía ya tenemos actividad suficiente con esto... Y vosotros, ¿la habéis escrito ya?

3 comentarios:

  1. Hola: ya la hemos escrito y mandado... aunque intento que no pidan mucho al final siempre se llenan de regalos por culpa de la familia. Supongo que mientras son pequeñas seguiremos así. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  2. Yo tiemblo de pensar en que puedan regalar a mis futuros hijos cantidad ingentes de regalos que luego no saben ni qué hacer con ellos.
    A mí me parece buena idea para navidad algún juguete y para Reyes algo que necesiten tipo ropa o así, total, no van a tener tiempo de disfrutarlo igual.
    Ya nos contarás que les traen...
    Besos

    ResponderEliminar
  3. La verdad que esa CARTA a mí me da pavor!! jajajajaaj si pienso que yo la escribía por detrás y por delante.... jajajaj
    Un beso y Felices Fiestas!!
    Vanessa
    Blog de moda In Front Row Style

    ResponderEliminar

 

Sample text

Sample Text

 
Blogger Templates